La mutilación genital femenina es una violación de los derechos humanos y es una grave amenaza para la salud psicológica, sexual y reproductiva de las mujeres y las niñas.

En Plan Internacional desarrollamos proyectos en países como Malí, Sierra Leona, Guinea Bissau o Egipto, con el fin de informar a las mujeres y a las comunidades, aumentar la protección legal y apoyar a las víctimas.

No podemos permitir que el miedo, el dolor y la injusticia continúen. 

© 2016 Plan Internacional.